martes, junio 17, 2008

Celos



Se sostienen de a pocos
como cuando el sol aparece
y son geniecillos de arcilla y agua
desdoblados
figurando ser artistas de cuentos
esos cuentos que son reinventados
una y mil veces,
que se nos son contados
como esa oracion nocturna
antes de acostarnos
y el pan de cada dia por la mañana.

Son tan predecibles
como los golpes de pecho en la iglesia
y la hostia en cada eucaristia,
son los pequeñas dudas
despues de cada beso
y llegan a convertirse
en huracanes agrestes
cuando en la cama hay mucho ruido
y a la vez tanto silencio.

Son las palpitaciones
de dos corazones ardiendo en llamas
que no pelean pero que juegan
con terribles llamaradas de fuego
haciendo incendios, en un cuarto cerrado
con niños dentro.
Se nos va el aire
se nos resta el placer
cuando por debajo de las sabanas
no hay mas que dos
cuerpos helados
separados entre tibia quietud
abrazados cada uno
con un geniecillos
y el miedo lento
sospechando cada uno del otro
si es que el dia estuvo sombrio
o los amaneceres se tornaron negros
solo les queda compartir el mismo aire
con esos geniecillos dentro...celos


2 comentarios:

  1. celosa..jajaja... ese poema salio en la plaquette que hize para tu recital con Melissa Patiño

    ResponderEliminar

Opinar O callar he ahí tu elecciÓn: